VICTORIA :Su Presencia: Iglesia Cristiana Quito Ecuador: mensajes, predicas, sermones, reflexiones, cristianos, quito, ecuador.php

Su Presencia: iglesia cristiana quito ecuador

Victoria

 

CONOCIENDO A JESÚS

 SEGÚN MATEO

Título: Victoria                                                                                                                         

Tema: Venciendo la tentación                                        

Cita Bíblica: Mateo 4: 1-11

Desarrollo:

Jesús después de ser bautizado, según Mateo 4:1 subió al desierto guiado por el Espíritu. El desierto siempre ha sido prototipo de tiempos difíciles, ahí el  corazón y el carácter son probados y formados (Oseas 2:14), la justicia es la conservación de la inocencia ante la presencia de la tentación, y el carácter se desarrolla según cual sea nuestra respuesta ante la tentación. En el desierto, el ser humano física y emocionalmente no está en sus mejores condiciones, porque el desierto absorbe las fuerzas, y es en ese momento donde el tentador ataca.

Después de 40 días y 40 noches de ayuno en el desierto, Jesús tuvo hambre y el tentador actuó inmediatamente ofreciéndole lo que en ese momento satisfacería su necesidad. Satanás le dijo (Mateo 4:3): ya que eres el hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Según el texto original, la expresión es de adulación, es como decir: ¡El Hijo de Dios que es lleno de poder¡ ¿se muere de hambre? usa tus métodos para resolver este asunto. ¿Sabes lo que es estar hambriento, realmente hambriento?  Es desesperante y más si no vez la respuesta, ¿Cuántas veces has pecado por hambre? ¿Por hambre? Si!, la Biblia cuenta la historia de un hombre que por un simple plato de lentejas perdió la bendición de su padre y de Dios, porque al satisfacer sus necesidades menospreció la bendición de Dios, después, aunque procuró con lágrimas tener la bendición, no tuvo otra oportunidad (Génesis 25: 34, Hebreos 12:17), ¿de qué tu carne ha tenido hambre? tanto que por satisfacerse podrías menospreciar la bendición de Dios? (relaciones sexuales ilícitas, hambre de venganza, glotonería, vicios, malos hábitos, el cumplimiento de un sueño por el camino incorrecto). El tentador te puede ofrecer un pan que no es el que necesitas, que aunque es normal para el mundo, no llenará verdaderamente la necesidad. Jesús responde a la tentación con la Palabra de Dios, escrito está: no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios (Deuteronomio 8:3) es la palabra que Moisés usó para recordarle al pueblo de Israel que Dios responde a la necesidad de maneras más poderosas cuando aprendemos a confiar y esperar en Él.

El tentador es perseverante, no se rinden fácilmente, en realidad su único propósito es que vivamos en derrota siendo esclavos del pecado. Entonces lleva a Jesús a lo más alto del templo en Jerusalén, y le repite el Salmo 91:11, le dice: escrito está… el tentador mejora su táctica y lanza una tentación disfrazada de verdad. Si Jesús se lanzaba del templo y nada le pasaba, llamaría la atención de todos, la gente sabría que Dios estaba con Él ¡una buena táctica! pero el único inconveniente era que Dios no le mandó a tirarse. Ya que el enemigo no pudo tentarle con las cosas de la carne, le tienta con algo más profundo, incitándole a hacer cosas sobrenaturales demostrando que venía de Dios y así tal vez ya no tendría que sufrir tan cruelmente por nuestros pecados, ¡este es un mejor plan! Como humanos estamos acostumbrados a la ley del menor esfuerzo y buscamos el camino más fácil que nos lleve la misma meta. Pero Jesús responde: no tentarás a Jehová tu Dios (Deuteronomio 6:16), es la palabra que Moisés usó para recordarle al pueblo de Israel que Dios demanda obediencia, a veces Dios nos manda por caminos que no son agradables a nuestros ojos y se nos presentan caminos que aparentemente son mejores (Proverbios 14:12), ahí es probada nuestra obediencia, porque el obedecer a Dios es una consecuencia de confianza y amor.

El tentador no se da por vencido y lleva a Jesús a un monte muy alto donde le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, entonces le dijo: todo esto te daré si postrado me adoras. ¿En que estaba pensando en tentador?  Porque técnicamente ningún reino le pertenece. La verdad es que la autoridad que tiene el enemigo es la que le hemos dado cuando cedemos a sus tentaciones permitiéndole que sea el dueño de nuestros corazones llevándonos a nuestro más bajo dominio, es decir satanás estaba cediendo el lugar que le había costado muchos años, tan solo si Jesús le adoraba, porque él siempre ha buscado robarle a adoración a Dios, era la oportunidad perfecta, así que lanza descabelladamente su propuesta, mostrando una vez más una manera fácil de llegar a la meta, solo un segundo se arrodillaba y ya, pero Jesús responde rotundamente: vete satanás, porque escrito está: al Señor tu Dios adoraras y solo a ÉL servirás (Deuteronomio 6:13)

La recompensa de vencer la tentación es ver la mano de Dios poderosa, Jesús al descender del desierto pudo ver como ángeles le servían (Mateo 4:11). Así como Jesús paso por desiertos, nosotros pasaremos por desiertos donde seremos tentados y Dios por amor nos da la libertad de elegir, no nos obliga a seguirle, no nos encierra en una burbuja, nos permite conocer todas las opciones, y es nuestra decisión si le elegimos a Él o no. Jesús fue obediente hasta la muerte, Jesús pudo vencer la tentación, si Jesús está en nuestra vida tu y yo podemos vencer toda tentación.

Proximos Eventos

Contacto Rapido





Copiar Clave de Seguridad:
>
   
Teléfono: 02 2550809
Email: contacto@supresenciaecuador.com

ROBLES Y PAEZ SECTOR LA MARISCAL
QUITO - ECUADOR